Pequeñas claves numerológicas

 

La vida es un código energético muy poderoso y mediante la numerología podemos descifrar pequeños mensajes que emite el universo para nuestra alma. Para descargarnos la guía para la siguiente lección evolutiva, hemos de estar abiertos y conectados a todo nuestro ser. Una vez envueltos en la práctica, en la constancia espiritual, descubrir o saber de qué nos alerta la vida será más fácil, o no tan inconsciente.

Para mí, es importante tomar responsabilidad en nuestro camino espiritual como en la parte más mental o racional. Conocer ciertos rasgos energéticos, o en qué dirección se moverán mis aprendizajes anuales, por ejemplo, me aporta empoderamiento, saber estar, me ayuda a tomar las riendas en el momento presente.

Como en una gestación humana, estamos en constante movimiento vibratorio y cada 9 años retomamos, repetimos numeración energética, como renovar las notas del último examen personal. Un tránsito de 9 años vibramos en las energías correspondientes. Si una persona en este año actual está en su aprendizaje personal 7, hasta dentro de 9 años no volverá a retomar lo que dejó por hacer en ese año para sanar, liberar, para completar el ciclo energético.

Los años son vínculos energéticos con nuestra alma

Cada alma tiene ‘escrito’ su desarrollo evolutivo para cada encarnación. El conflicto empieza cuando nacemos y tenemos amnesia total de nuestra ánima. El ego se fortalece y se instaura al paso de los años, a modo de supervivencia y carencias en muchos casos. Alejando la mente de todo lo que recuerda nuestro corazón. Pero no por ello, el alma desaparece. No puede, es energía infinita, eterna. Lo tangible sí muere, pero la energía está en un intermitente flujo de contracción, de cambio, de metamorfosis.

La ruta de vida es el tipo de energía que marca las experiencias a lo largo de nuestra vida. Su valor numérico se obtiene sumando la fecha de nacimiento. Generalmente, se enseña a desgranar todos los números hasta obtener solamente uno. A mí me gusta dejar algunas cifras, para observar el origen del resultado. Explico esto, ya que a continuación compartiré algunos ejemplos que no son como se enseñan en numerología kármica etc. Vibrallum es mi método de numerología energética canalizado.

Casos prácticos:

Año 2022

20+22=42

Vibración resultante 6

La vibración que determina en el año 2022 tiene un valor numerológico 6. Quiero hacer un pequeño inciso, ya que no es lo mismo un 6 que venga de una cifra 24, 15, o 51. Porque cada hueco representa la energía masculina (el primero, el que está hacia afuera) y el segundo a la energía femenina (el que está hacia el interior, más emotivo).

En este caso, es un 6 que marca una energía masculina de construcción, de la búsqueda del hogar, de sentirse completo, de poner orden, acompañado de una energía femenina de compartir, de escuchar, de equipo, incluso un llamado a ser madres, o a maternizar a nuestro niño interior, adoptar una mascota, etc. El 6 que se nutre de un 42 es la búsqueda de la familia, del equilibrio en una pareja, de compartir sin dependencia, pero con el sabor cálido de un hogar, de un abrazo.

Un 6 que se nutre de un 24 es el efecto espejo de lo mencionado anteriormente. De hecho, la energía masculina en este caso es femenina, y la femenina tiene toques masculinos. El número 4 es una energía femenina pero con ciertos matices masculinos. Es tan riguroso en sus quehaceres que se le olvida la dulzura en muchos casos. Obstinado pero con una fuerza de superación increíbles. Aquí la búsqueda del amor en este 6 está sintonizada hacia compartir, el relacionarse, por ese 2 externo tiene más facilidad para el apego emocional, o la adicción sentimental. El dar pero desde una base más limitada, de mucho trabajo por hacer para conseguir ‘una familia, un hogar, una pareja, etc.’.

Desde una primera toma, parece que no hayan detalles que distingan el valor resultante en diferentes sumas u operaciones matemáticas. Pero al hablar de energía masculina y femenina en el mundo de la metafísica, sí se podrán observarse pequeños cambios en la manera de expresar, de sentir, de hacer, etc.

Ruta de vida más año personal

El año personal indica la suma de la vibración año más la ruta de vida. También hay que tener en cuenta el valor numérico de la edad que se tenga en ese momento.

La ruta de vida de una persona es 6 y coincide con la vibración del año, en este caso 2022 6. En este caso, se experimentará el transcurso de los meses muy pesados, porque subyace una energía retrógrada, lenta. Desde mi punto de vista, los números del 1 al 9 no son karmáticos, salvo el 6 y el 9. Otra cosa es que se repitan en la carta natal numerológica, y entonces sí se puedan experimentar como karma a sanar. Por otra parte, los números del 10 al 19 sí tienen un efecto muy retrógrado y con memorias de otras vidas, o sanaciones transgeneracionales (liberar experiencias, pactos del clan familiar).

Ruta de vida 6+6 vibración 2022= 12 3

La energía numérica 12 3 tiene sus tangos que bailar. Nos habla de situaciones pasadas (de otras vidas, de la actual y del clan familiar) que liberar, sobre todo marca la línea social y afectiva. El niño interior está muy herido o arrastra carencias. Esta vibración es como cuando algo llega a su tope y ha de soltarse para dejar espacio a cosas mejores. Pero con un gran trabajo personal, ya que los bloqueos sociales, laborales, afectivos estarán a la orden del día. En este caso práctico será un año para ejercitar la toma de consciencia, y que la persona aprenda a amarse a sí misma, sin miedo, a fluir fuera de la zona de confort.

Normalmente, no serán experiencias nuevas. Y si hacemos un pequeño estudio numerológico, rápidamente se puede captar qué tipos de aprendizajes nos quedan pendientes que integrar, que llevar a cabo o que finalizar para seguir evolucionando. Si cada 9 años repetimos ciclo, si restamos al 2022 9, obtendremos la última vez que la persona con ruta de vida 6, resonó nuevamente con la energía 12 3.

En el año 2013 esta persona fue cuando se tuvo que enfrentar a los aprendizajes 12 3, en su año personal. Otro dato importante y que puede servir es vislumbrar si hay dígitos que se repiten o que están en sincronía en la carta natal numerológica del o la consultante. Ejemplo: si la persona nació o en su nombre, dones, etc. vibra el número 13, posiblemente ese año lo experimentase de manera retrógrada, o con situaciones complejas, de ‘morir para renacer’.

Si hacemos una pequeña lista con los últimos años personales en vibración 6, en todos se podrían observar detalles íntimos muy significativos. La vibración anual es a nivel colectivo, como sociedad. La energía personal es más impactante, porque los aprendizajes son en primera persona.

Los años 1986, 1995, 2004, 2013, y 2022 ( el próximo será 2031) tienen un aprendizaje común en el consultante, ya que en la edad que tenga en cada año, en este caso siempre nos dará 5. Que es una vibración que determina el cambio, el tener que aprender a expresar lo incómodo, el abrir el corazón sin miedo, sin tapujos, el aprender a disfrutar del movimiento, etc.

Creo que es importante siempre tener en cuenta el origen de cada resultado para simplificar detalles. No serán los mismos retos con 14 años que con 41, porque las energías masculina y femenina siempre están fusionándose.

Los perfiles espejo también son un input numerológico a tener en cuenta. Por ejemplo, todo lo que se quedó en el tintero con 14 años se manifestará a su manera, incluso de manera inversa o camuflada, a los 41 años. Pero esto es válido para todas las edades y su efecto espejo a lo largo de nuestra vida. Una persona que tenga 50 años podría estar proyectando cosas pendientes de sus 5 años o incluso cuando era un bebé de 5 meses. Siempre hablamos de memorias emocionales inconscientes.

Años energéticamente agotadores

Poniéndome como foco de estudio, he podido descubrir que para algunas personas pudiera haber un ciclo de ‘años agotadores’. Puede que la vibración personal sea más fresca para desenvolverse en el presente, pero si en la edad ya marca una energía karmática ya fastidia bastante. Ejemplo práctico:

Año 2020 (su vibración resultante es 4)

Edad de la persona 39 años (3+9=12 3)

Con una ruta de vida 6

El año 2020 a nivel colectivo vibra en 4 que es una energía que determina dureza, tozudez, frustrante en ocasiones porque es muy rigurosa, muy lineal, entre otras cosas. La persona en este año, al tener una vibración 12 en su edad, experimentará ese año como una losa que arrastra. Y si observamos el resultado del año personal, que en este caso sería 4 vibración 2020+6 ruta de vida= 10 1

El 10 vibra de manera retrógrada, ya que nos muestra bucles, es la rueda que pasa una y otra vez por un mismo camino. Necesita la toma de consciencia en la energía femenina que es la que nos conecta con nuestro poder creativo. Podemos observar que aparentemente podría ser ligera la cosa en ese año, pero si completamos la lectura con los demás datos, nos dan unos detalles muy potentes que marcarán su proceso evolutivo. Ya que en esta misma consulta veríamos que en el año 2022, que es el actual, tiene marcada una tendencia energética un tanto densa con ese 12 3. Y posiblemente, le conecta a situaciones cuando tenía 39 años que vibró en 12 3, aunque el año vibrase distinto energéticamente.

La numerología no se puede tomar a la ligera

Tal vez sea por mi relación especial con los números, pero siento que la numerología no se puede tomar a la ligera. Es una estupenda y muy óptima herramienta que nos ayuda a hacer un trabajo  psicoanalista y psicoemocional. Pero se ha de profundizar con atención y mimo.

No somos un solo número, porque estamos hechos de infinitas chispas de energía. El alma es multidimensional. No podemos identificarnos con solamente una vibración, ya somos como pequeños remolinos que se moverán según el viento inconsciente que resuene en ese momento.

En el mundo de la holística se suele decir mucho ‘lo que es para ti llegará’. Exacto. Pero lo humorístico de esto es que decimos esta frase, obviando la parte inconsciente. Sabiendo que el mundo inconsciente predomina todo. Entonces, lo que es para no llegará, pero se rifan todas las papeletas a que lo más próximo y adecuado para el alma, es que sea una historia pasada, inconsciente, que necesita de nuestro amor para poder volar con libertad por el infinito akasha.

El karma, las energías retrógradas existen, pero no como una maldición, sino como un recurso para hacerlo bien esta vez. No hemos de culparnos pero sí tomar responsabilidad. El alma necesita estar en paz, equilibrar con amor y luz aquello que no pudo en otras encarnaciones, en otro tiempo y espacio. Con la numerología podemos darle ese regalo a nuestra alma. El reto está en acallar al ego, hacer caso omiso al libre albedrío y darle la mano a nuestra alma, para así empezar un camino más consciente. No liso, pero nos expandirá en valores espirituales, sentiremos más fuerte dentro de nosotros mismos el amor incondicional.

Gracias Gracias Gracias

 

Soy Vanesa Requena y presento mi proyecto 'Vibrallum, la numerología de las estrellas' con el cuál canalizo numerología y trabajo con la energía de manera psicoterapéutica.
Entradas creadas 11

2 pensamientos en “Pequeñas claves numerológicas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies